Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Code Vein no sabe de qué género es tu avatar, así que los personajes del juego serán la policía bisexual, pudiendo interpretar sus acciones como interés romántico independientemente de tu género

En pleno 2020, los juegos en los que puedes personalizar tu propio personaje están a la orden del día, y es increíble como con tan poco mejora tanto nuestra experiencia como jugadores. Dejas de ser un mero espectador detrás de la pantalla para convertirte en uno de los actores principales que se embarcan en una aventura, pero esto no siempre ha sido así.

Hace más de veinte años, la mayoría de los videojuegos siempre han tenido en cuenta un único target, un hombre blanco, joven y heterosexual. Por ello, muchas de las portadas de videojuegos, casi siempre las ha ocupado un personaje que cumpla con los requisitos mencionados anteriormente, para que así, su principal target por aquel entonces, pueda identificarse con el personaje.

¿Pero y el resto? Aunque estas empresas tuvieran un target concreto en la cabeza, los videojuegos acabaron llegando a las manos de una infinidad de jugadores distintos que, a pesar de no encajar en el prototipo de su target, disfrutaban igualmente de su creación.

La importancia del avatar

A medida que pasaban los años, veíamos como estos protagonistas se salían del molde con la etiqueta de “hombre blanco heterosexual”, y probablemente una de las mayores bombas fue Pokémon Cristal, con la opción de poder escoger una protagonista femenina, pero la cosa no se detuvo allí. Siguiendo con el ejemplo de Pokémon, la opción de elegir un personaje femenino era ya algo mandatorio, pero a partir de X e Y, también pudimos editar el color de la piel, el pelo, los ojos, la ropa…

Si al principio hablábamos de que los videojuegos casi siempre estaban protagonizados por un hombre blanco y heterosexual, a estas alturas ya habíamos roto la barrera de hombre y blanco, pero…

¿Y si quiero que mi personaje no sea heterosexual?

Aquí la cosa cambia porque, aunque hay una cantidad increíble de juegos indies que te permite tomar rutas homosexuales, o simplemente no tomar rutas románticas, en franquicias más conocidas como Persona o Rune Factory te topas con una puerta cerrada.

Luego hay otros juegos que incorporan personajes homosexuales, pero sin querer. Por lo general, esto ocurre en títulos donde podemos crear nuestro propio avatar, pero que, a pesar de ello, en el desarrollo de la historia y los diálogos de los NPCs solo se tuvo en cuenta si jugábamos como un hombre.

En títulos como Freedom Wars, si elegimos un personaje masculino y un NPC femenino liga con nosotros, este mismo diálogo aparecerá si jugamos con un personaje femenino, dando la falsa sensación de que esa NPC es lesbiana. En cambio, esto nunca ocurre al revés, y a estas alturas no creo en casualidades, ni tampoco en milagros, no nos vamos a engañar.

Code Vein y la policía bisexual

Entonces llegó a mis manos Code Vein y conocí a su policía bisexual. Es cierto que este título peca un poco de lo mismo que Freedom Wars, pero en este caso, ocurre tanto con personajes femeninos como con masculinos.

Esos personajes son cuatro: Io, una chica misteriosa que te acompaña desde el principio; Mia, también apodada (por mí) como la rusa por ese distinguido sombrero; Louis, un chico tranquilo que te acoge en su base; yYakumo, el cinnamon roll que te va a hacer de carry durante todo el juego.

Sin importar el género de tu avatar, estos cuatro personajes tienen gestos muy cariñosos contigo, y aunque por parte de personajes femeninos es algo que vemos mucho en juegos japoneses, no es algo tan común en personajes masculinos, y más aún si es un gesto de un hombre hacia otro hombre. Por otro lado, esta policía bisexual puede acompañarte en tus aventuras y, de vez en cuando, hacen comentarios en función de lo que hagas. Nos dirán el típico “ten cuidado” o “parece que se puede bajar por ahí”, pero luego nos encontramos con frases del estilo “¿te duele la barriguita?”, dicho por Yakumo, cuando estás un rato sin hacer nada.

¿Una cita? Yo digo sí

Además de estos comentarios, en la base puedes regalarle objetos a cualquier personaje y cada uno de ellos tiene sus favoritos. Si les das uno de esos, podrás ver diálogos especiales. Aquí en el caso de Yakumo si le regalas alcohol te invita a beber con él (¿Una cita? Yo digo sí).

Como mencioné al principio, Louis es más reservado y como tal no es tan cercano como Yakumo, pero donde realmente brilla es en el transcurso de la historia, con frases del estilo “Yo te protegeré, pase lo que pase”. Tiene también un momento muy bonito durante el bad ending del juego, pero no vamos a entrar en spoilers.

Sí es cierto que todas estas interacciones no van más allá de lo que tú quieras interpretar. En ningún momento te da a entender que ninguno de estos personajes sienta algo por tu avatar, pero después de tantos juegos del palo Freedom Wars, Persona o Rune Factory, estos diálogos entre personajes masculinos son más que bien recibidos.

Artículos Relacionados