Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Este mismo mes la editorial Astiberri nos dará una alegría en forma de comic, “Llamadme Nathan”, una historia sobre un chico trans, estará disponible en vuestras librerías a partir del 28 de marzo.

La autora de esta obra es Catherine Castro, de Asnière, Francia. Máster en Historia por la Universidad de Paris (Panthéon-Sorbonne), autora de otras obras como À bout de couple, un ensayo sobre la representación de la pareja como el último vestigio de la ideología burguesa. También participó en el libro colectivo Onze femmes, una obra que hace un recorrido por las diferentes ciudades en guerra para analizar la situación de las mujeres en las mismas ciudades en las que Nick Dazinger hizo las fotografías para el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Quentin Zuttion, también francés, es el dibujante del cómic, más conocido por su nombre artístico, Monsieur Q. Ha publicado Sous le lit y Chromatopsie, pero además de estos trabajos también ha participado en otros proyectos y tiene su propio blog (http://petitsmensonges.canalblog.com/). En la mayoría de sus obras y trabajos explora las corporalidades y las historias de amor contemporáneas como pretexto para la búsqueda de la identidad.  

Llamadme Nathan es una obra cercana que nos habla desde la cabeza de Lila, un chico que se sorprende cuando sus senos empiezan a crecer. En ese mismo momento toda su vida empieza a girar en torno a unos cambios que, lejos de ser bienvenidos, son más bien un estorbo. Disforia de género, testosterona, cambios en el registro… Lila tiene que empezar un largo y arduo camino para “corregir” todos estos cambios. Eso sí, dudas las justas porque él lo tiene claro: “Tengo coño de tío, y una polla en la cabeza”.El comic es directo, lleno de encanto y con un dibujo que habla por sí solo; no pretende edulcorar la realidad de Lila en su viaje para encontrar y convertirse en Nathan, incluso nos llega a mostrar los rincones más profundos del imaginario de un adolescente que sólo busca encajar en una realidad que cada día se le hace más incómoda.

Una historia de verdad

Llamadme Nathan es un testimonio verídico, la historia de un chico que la autora conoce desde la infancia y con el que ha estado en contacto desde su nacimiento. Catherine ha plasmado todas las dudas, problemas, inquietudes… todo lo que al propio Nathan le pasaba por la cabeza. Esto hace que el relato tenga mucha más fuerza y que funcione mejor a la hora de generar empatía e interés.

Cada vez hay más ejemplos de comics que acercan historias de personajes trans, Up and Out, Ni guau ni miau, Ahora me llamo Luisa… incluso revistas infantiles como Irrien Lagunak (País Vasco) empiezan a incluir a personajes no cisgénero en sus historias o hablan sobre diversidad sexual o de género. La novela gráfica siempre ha sido una forma estupenda de acercar la lectura a los/as más pequeños y el hecho de que cada vez existan más autorxs capaces de contar historias que puedan hablar sobre el colectivo LGTBI+ es algo positivo y esperanzador.

Recuerda que invertir en obras que promueven la cultura LGTBI+ es invertir en un futuro mejor y más inclusivo; así que si buscas algo que regalar o quieres darte un capricho, tienes una cita

Alex Red-Miau

Druida de la zarpa gatuna de día, kendoka de rango Neko Shogun de noche, a las 12 me pego un tiro y salvo Japón de las sombras mientras tú pestañeas.

Artículos Relacionados