Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

El recorrido de De Fobos y Deimos está lejos de terminar, según su creador: “Esto es sólo el principio”

El pasado 6 de febrero, el primer videojuego contra el bullying LGTB+ fóbico recibió el premio Bilbao Gazte Balioak Martxan (los valores de lxs jóvenes de Bilbao en marcha). Este galardón se otorga a todas las propuestas que tengan como objetivo ayudar a transformar la ciudad vasca bajo la estela de la Carta de Valores. Según Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao y presente durante la entrega: “La juventud es el futuro. Su educación y sensibilización es clave para lograr uno de nuestros mayores propósitos: una sociedad libre de conductas incívicas y poco éticas”.

Este año 30 premios fueron repartidos, entre ellos un festival de ciencia ficción feminista, el Ansible Fest y el salón del manga de Bilbao . El mismo evento sirvió también para informar a lxs asistentes de que el plazo para entregar posibles nuevos proyectos estaba abierto para toda persona residente en la ciudad vizcaína.

Versión Educativa

Pero este no ha sido el único evento que ha tenido el conocido videojuego como protagonista. El pasado 26 de enero tuvieron lugar las jornadas “Videojuegos y Educación” en Vitoria-gasteiz. Además de una serie de charlas y ponencias sobre el valor educativo de los videojuegos, varios menores tuvieron la oportunidad de participar en un taller contra el acoso escolar utilizando la versión educativa de De Fobos y Deimos. Lxs participantes realizaron varias dinámicas que ayudaron a la reflexión y al terminar ofrecieron sus propias ideas sobre lo que supone el acoso para la población LGTB+. La experiencia sirvió para probar que los videojuegos pueden ser una herramienta de aprendizaje social válida y adecuada a los tiempos que corren.

Actualmente, Alex Rodríguez, creador del videojuego, está llevando De Fobos y Deimos a diferentes colegios para que, de cara al curso 2019-2020, pueda ser considerado un recurso interactivo válido para la educación de valores. Según Alex: Un buen juego puede modificar conciencias(…) el objetivo del juego es dar a entender, entre otras cosas, que la responsabilidad social es la mejor forma de atacar al acoso escolar y acabar con cualquier tipo de conducta discriminatoria”. De momento algunos colegios ya están integrando De Fobos y Deimos en sus aulas y esperamos que este sea sólo el primero de otros muchos juegos que lleguen a los centros.

No cabe duda de que poco a poco las instituciones empiezan a valorar más las iniciativas geek, feministas y con contenido LGTB+. El caso de De Fobos y Deimos es sólo un ejemplo del brillante futuro que nos espera. Dentro de algunos años es probable que los colegios tengan su propia biblioteca de videojuegos y que el aprendizaje de diversos contenidos se haga mediante los mismos. Sin embargo, para que esto ocurra es necesario primero que pongamos en alza el valor educativo, cultural y artístico que tienen.

Gaymer España

La principal comunidad para jugadores LGTB+ de habla hispana

Artículos Relacionados