Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Blizzard ha mostrado que Jack Morrison, conocido como Soldado: 76, tuvo una relación con un hombre llamado Vincent cuando era joven. Así, se convierte en el segundo personaje abiertamente LGTB+ de Overwatch, después de que se viera a Tracer besar a su novia en un cómic hace dos años.

¡Notición! Blizzard ha publicado hoy un relato corto, titulado «Bastet», en el que muestra que Soldado: 76 tuvo una relación amorosa con un hombre en el pasado.

Este hombre, llamado Vincent, aparece en una fotografía que Soldado: 76 conserva con cariño desde hace años. En una conversación que mantiene con Ana, se da a entender que fueron pareja cuando eran jóvenes. Sin embargo, Soldado: 76 antepuso su misión al frente de Overwatch a cualquier otro aspecto de su vida, por lo que Vincent acabó distanciándose de él.

Ahora, Vincent está casado con otra persona y es feliz con su familia. Soldado: 76 no ha intentado contactar con él desde entonces, pero lo recuerda con amor, y se sincera consigo mismo al afirmar que “Vincent se merecía una vida más feliz que la que yo podría haberle ofrecido”, entre otras cosas.

La capitana Ana Amari portando la máscara de Bastet.

Puedes leer «Bastet», el relato completo aquí. Igualmente, hemos recortado la parte en la que Soldado: 76 y Ana charlan sobre Vincent. La puedes leer a continuación:

—¿Has encontrado algo? —preguntó Jack, alzando la vista.
Estaba reclinado sobre la silla de un modo que habría preocupado a un profesor en un colegio. Tenía algo en la mano.
—Ni rastro de Hakim. ¿Qué miras? —preguntó Ana.
—Ah, solo estaba rememorando viejos tiempos.
Le entregó un pequeño montón de fotografías. Estaban desgastadas y arrugadas, y resultaba evidente que lo habían acompañado durante bastante tiempo.
La primera era de ellos con Gabriel. Los tres tenían un aspecto joven y optimista, aunque Gabriel ya mostraba indicios del peso del liderazgo. Acababan de ganar una importante batalla en Río de Janeiro.
—Me acuerdo de la playa —dijo Ana, risueña—. ¡Qué pinta tan seria tenemos! ¡Qué gracia!
—¡Por eso es tan buena! —respondió Jack entre risas.
«Me alegra ver que aún es capaz de reírse».
Al pasar a la siguiente, estuvo a punto de que se le cayesen todas por la sorpresa. Nunca había visto aquella foto, pero la reconoció de inmediato. Jack parecía mucho más joven. Acababa de salir de un vehículo de transporte militar para iniciar un periodo de permiso. Pero era el otro protagonista de la foto quien le chocó: un hombre de cabello oscuro, con una camisa negra informal abotonada. Jack tenía el brazo sobre su hombro.
«Vincent».
—Vincent… Hacía años que no pensaba en él —dijo Ana—. ¿Aún tienes la esperanza de volver a verlo?
Jack negó con la cabeza.
—La verdad es que no.
—¿Nunca lo has visitado? Habrás sentido curiosidad. Con todo el potencial de vigilancia del mundo… Seguro que Gabe habría puesto a un agente de Blackwatch a vigilarlo si se lo hubieras pedido —dijo ella.
Jack la fulminó con la mirada.
—Vale. He metido el dedo en la llaga.
Jack se echó a reír.
—Se casó, y son muy felices. Me alegro por él.
Ana no estaba convencida. En los viejos tiempos, su amigo solía hablar a menudo de él y albergaba el deseo de que la guerra acabara pronto para, quizá, tener la ocasión de retomar una vida normal.
«Pero para la gente como nosotros, la recompensa nunca es una vida normal».
—Vincent se merecía una vida más feliz que la que yo podría haberle ofrecido —dijo Jack con un suspiro—. Ambos sabíamos que yo nunca sería capaz de darle mayor prioridad a nada que no fuera mi deber. Yo luchaba para proteger a las personas como él… Ese fue el sacrificio que tuve que hacer.
—No se nos dan demasiado bien las relaciones, ¿verdad? —dijo Ana mientras, sin darse cuenta, se pasaba el pulgar por donde antes llevaba el anillo.
—Al menos Gabe y tú lograsteis tener vuestras familias.
Ninguno de los dos dijo nada más.

Extraído del relato «Bastet».


En Gaymer.es estamos muy felices de que Blizzard siga contribuyendo a la representación LGTB+ positiva a través de sus videojuegos, y destacamos especialmente que hayan sacado del armario a personajes tan importantes a nivel de lore y de visibilidad como lo son Tracer y Soldado: 76.

ACTUALIZAMOS: Michael Chu, guionista jefe de la historia de Overwatch, ha confirmado en Twitter que tanto Soldado: 76 como Vincent se identifican como gays.

Avacyn

Hago activismo LGTB+, escucho bandas emo que pasaron de moda hace más de una década, y soy main Mercy cuando juego a Overwatch. No sé cuál de esas tres cosas me provoca más dolores de cabeza, pero al final del día no las cambiaría por nada.

Artículos Relacionados