Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Los videojuegos tienen un gran valor en nuestras vidas, no sólo porque nos proporcionan diversión y entretenimiento, sino porque muchas veces logran hacer que pensemos de forma diferente. ¿Y qué es la vida sino la búsqueda de un mejor entendimiento de quiénes somos y lo que nos rodea, para evolucionar como personas y ser capaces de enfrentarnos a cualquier situación?

Pensamiento crítico: El por qué de Hollow Knight

Lo fácil es pensar que los videojuegos tienen una tendencia a influenciarnos negativamente. Esto es porque la mayoría de los juegos descuidan ciertos aspectos importantes de nuestra sociedad actual, mostrándonos muchas veces personajes altamente estereotipados. Sin embargo, de vez en cuando te encuentras con una joyita a la que, después de dedicarle varias horas de tu preciado tiempo, por fin puedes decir: “uf, qué bien me he sentido”.

Este caso lo he vivido recientemente con Hollow Knight, el cual siendo un metroidvania enfocado básicamente a las plataformas y a las peleas, ha logrado que me pare un momento a pensar lo cómodo y a gusto que me he encontrado jugando a este juego.

Para ponernos un poco en contexto, Hollow Knight es un juego que se desarrolla a lo largo de la vida de su protagonista, y el cual cuenta con una gran cantidad de lore y pequeñas historias. Estas historias se van descubriendo gracias a cinemáticas, conversaciones, objetos e incluso se insinúan en entornos si nos fijamos con detenimiento en las decoraciones de los escenarios.

Mi propia interpretación del juego se basa en la importancia que le dan al alma, la fuerza interior de cada uno, y cómo puede llegar esta a corromperse por la oscuridad. Y, aunque este análisis se basa en cómo un videojuego puede contentar a todo el mundo, tiene especial mención el hecho de que toda la historia gira en torno a una sociedad que una vez fue muy próspera, y de la que ahora sólo quedan los restos por culpa de la corrupción y la oscuridad.

Personajes no estereotipados

Hollow Knight cuenta con una gran cantidad de NPCs, algunos con una mayor importancia que otros, aunque todos tienen un pequeño impacto en el juego. Lo más destacable de estos personajes es que todos son “insectos”, muy parecidos a los que tenemos en nuestro mundo, aunque todos tienen una parte muy humana. Todos los personajes tienen conciencia, aunque no todos son iguales. Dentro de lo que es la sociedad de estos insectos, encontramos cantidad de ellos diferentes, y no sólo en el sentido físico, sino también su forma de ser, de pensar e incluso de hablar.

Y aquí es donde entra lo interesante: mientras jugaba a este juego me di cuenta de que no me había parado a pensar del todo en el género de los personajes que había visto hasta ese momento. Ninguno me había hecho pensar de forma directa ni su género, ni su sexualidad. Aunque sí que existen NPCs con unos rasgos más marcados, los personajes no te hacen sacar conclusiones ni prejuicios sobre quiénes o cómo son.

Podemos empezar hablando del protagonista “The Knight”. Es el personaje que se controla a lo largo de toda la historia principal del juego. El género del protagonista nunca se muestra, y tampoco nos dan muchas referencias en las que fijarnos para sacar una conclusión. Y esa es un poco la magia del asunto, no hace falta mostrar la sexualidad de este personaje. No es necesario encajar su género en ningún sitio, ni es necesario estereotipar al protagonista para hacer un juego que triunfe y todos quieran comprar. Cualquier persona que juegue con este protagonista puede llegar a sentirse identificada en prácticamente todos los ámbitos.

Por otro lado, se podría decir que algunos personajes sí que tienen un género un poco más claro. Por ejemplo, nos encontramos con Nailsmith y Nailmaster Sheo, dos personajes que podrían considerarse del mismo género y que al final de la historia acaban “juntos”. Según como se muestra en el juego físicamente, no hay una clara referencia de que realmente sean una pareja. Sin embargo, existe un logro desbloqueable llamado “Happy couple” (pareja feliz), el cual se consigue una vez ambos personajes se juntan.

A parte, contamos con un caso parecido, pero esta vez sería entre dos personajes femeninos: La Doliente Gris y la hija del Señor Desleal. Este romance puede verse reflejado en una quest opcional del juego, en la cual La Doliente Gris te pide que le lleves una flor a la tumba de su amada (la hija del señor Desleal).

Todos estos personajes, y otros muchos más, me han hecho darle una visión única y especial a la historia de este juego. Un juego con una diversidad así, aunque sea sutil, te hace darte cuenta de la cantidad de personas diferentes que puede haber en un mismo universo, y que todas ellas tienen sus sentimientos, emociones y formas de ver las cosas, siendo todas válidas y a la vez emocionantes.

El poder de los videojuegos

Por tanto podemos afirmar que, sin duda alguna, los videojuegos pueden llegar a tener una gran influencia sobre nosotros cuando los jugamos, e incluso llegar a cambiar completamente nuestra forma de ver las cosas.

En el libro “Play Anything: The Pleasure of Limits, the Uses of Boredom, and the Secret of Games” de Ian Bogost, el autor escribe la siguiente frase:

“La lección final que dan los videojuegos no es sobre gratificación y recompensa, ni sobre medios y tecnología, ni sobre arte y diseño. Es una lección sobre modestia, atención y cuidado. Jugar cultiva la humildad, porque requiere que tratemos las cosas como son y no como deseamos que sean. Si dejamos que sea así, el juego puede ser el secreto para la satisfacción. No porque nos brinde felicidad o placer – aunque ciertamente puede – sino porque nos ayuda a buscar un mayor respeto por las cosas, las personas y las situaciones que nos rodean “.

Esta cita refleja muy bien la realidad que quería mostrar en el artículo. El hecho de que en este juego hayan creado un ambiente en el cual he podido jugar agusto sintiéndome representado en todo momento, lejos de las típicas historias de siempre con romances trillados entre personajes tradicionales, ha significado mucho para mí. Siguiendo la frase citada de Ian Bogost y vinculándola al tema tratado en este artículo, ver diversidad reflejada en los videojuegos nos ayuda a buscar un mayor respeto por las cosas, las personas y las situaciones que nos rodean, y Hollow Knight prueba que hacer un videojuego que represente estos valores no debería ser tan complicado.

Referencias Bibliográficas

Bogost, I. (2016). Play Anything: the Pleasure of Limits, the Uses of Boredom, and the Secret of Games. Nueva York: Basic Books.

RamzaFFT

Proyecto de ingeniero informático y desarrollador de videjuegos en potencia. Your are what you eat, so I'm a pizza. Fan incondicional de Golden Sun. - "People get built different. We don't need to figure it out, we just need to respect it."

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Social Media Icons Powered by Acurax Web Design Company