Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La inclusión de diversidad en los videojuegos es la medallita que todas las desarrolladoras se quieren poner, pero por miedo a la crítica deciden dejarla pasar y esconder personajes de sexualidad dudosa en el videojuego sin confirmar ni desmentir que haya elementos LGBTQ+ en sus creaciones.

Sexualidad dudosa

Hoy en día estamos viviendo un cambio de las tipologías de personajes en la ficción, debido a la inclusión de nuevos personajes que rompen con los esquemas anteriores, como los personajes LGBTQ+.

Un caso especial es el medio videojuegos, que en el pasado estaba pensado para un público masculino y cishetero, y que ahora comienza a abrirse a otros grupos sociales. Este cambio suele provocar críticas en los sectores más conservadores, y pueden llegar a ser tan feroces como la que tuvo Overwatch por revelar a Tracer como LGBTQ+, con buena parte de sus compradores exigiendo una devolución del juego.

Tal situación hace que las desarrolladoras de videojuegos se encuentren con un dilema al escribir sus historias. Añadir personajes LGBTQ+ arriesgándose a críticas o no añadirlos y asegurarse así unas ventas estables. Una solución a este embrollo es la creación de personajes de sexualidad dudosa.

De esto no hay dudas

¿Qué es un personaje de sexualidad dudosa?

Es un personaje del cual se nos dan pistas de que pueda tener una orientación no heterosexual. Las pistas se encuentran casi siempre en el lore del videojuego, si bien algunas veces son los propios desarrolladores quienes lo revelan en conferencias o entrevistas.Aun así, en el juego nunca se mostrará de forma explícita la orientación sexual del personaje, dejando al jugador con la duda.

En los últimos años se ha dado una gran proliferación de este tipo de personajes, sobre todo en los videojuegos triple A, quienes más pueden sufrir por una pérdida de ventas debido al gran coste de crear uno de estos títulos. En los siguientes párrafos pondré ejemplos de varios triple A que usan este tipo de personajes:

Overwatch

En Overwatch se podría decir que todos los personajes excepto Tracer y Torbjorn (los únicos de los que se conoce una pareja sentimental) son de sexualidad dudosa, sobre todo debido a la gran proliferación de fanarts de tipo LGBT que se ha producido.

El caso más destacado es el de Reaper 76 (la relación entre Soldado 76 y Reaper), de la cual se dan numerosas pistas en el lore del juego, e incluso el propio director dijo en una entrevista que “se amaban el uno al otro”. Esto revolucionó las redes, ya que parecía que ambos personajes iban a salir del armario, pero ha pasado casi un año de la entrevista y su sexualidad sigue siendo un misterio. Esto puede deberse a que tras la dura crítica que recibieron al revelar a Tracer como LGBT, no quieran volver a arriesgarse; a pesar de que en el pasado revelaron que habría más personajes no heterosexuales en su juego.

Horizon Zero Down

En el universo de Horizon las relaciones homosexuales están generalmente aceptadas por la población. Nuestra protagonista, Aloy, tendrá diferentes propuestas de romance tanto de personajes masculinos como femeninos, a las que reaccionará con normalidad. Aun así, acabará rechazándolas todas para centrarse en su aventura, dejándonos sin conocer sus preferencias.

League of Legends

En este famoso MOBA tenemos a Taric, un buscador de gemas obsesionado por la belleza. El personaje es creado de tal manera que parezca afeminado, lo que dio a entender a gran parte del público que podría ser gay, volviendo a caer en la trampa de relacionar el rol de “support” con lo femenino. Además de tener un aspecto extra de color rosa y que se siguiera tomando a mofa la posible sexualidad de Tarci, en una de sus frases hacer referencias a la serie animada Jem and the Holograms, un icono muy reconocible dentro del colectivo LGBT. 

Mirando al futuro

Como ya hemos visto, los personajes de sexualidad dudosa han proliferado en los videojuegos de los últimos años. Las intenciones tras la creación de estos personajes siempre suelen ser las mismas.

Por una parte, el queerbait, usar a estos personajes para atraer al público LGBTQ+. Por otra, evitar las críticas de los sectores más conservadores, que podrían producirles una pérdida de ventas.

Es triste que a día de hoy, la poca representación que la gente queer tenemos en el mundo de los videojuegos sea de este tipo, aunque parece que el panorama está cambiando y ya hay varios personajes que salen del armario, como Ellie de The Last of Us. Esperemos que poco a poco este cambio empiece a generalizarse y que estos personajes de sexualidad dudosa adopten su verdadera sexualidad y de esta forma hacerlos visibles.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Animated Social Media Icons by Acurax Responsive Web Designing Company