Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Hoy os hablamos de un juego narrativo en el que tus decisiones importan, tiene protagonistas LGTB+ y no, ¡no es Life is Strange!

Dreamfall Chapters y la representación LGTB+, ¡así sí! Este videojuego de ciencia ficción y fantasía fue lanzado en octubre de 2014, y se trata de la secuela directa de los videojuegos The Longest Journey (1999) y Dreamfall (2006).

Dreamfall Chapters nos cuenta la historia de dos mundos diferentes a través de los personajes que los habitan. Por un lado, tenemos a Zoë Castillo, una joven activista que vive en Propast, una gran ciudad cyberpunk en decadencia. Propast se ubica en Stark, un mundo futurista regido por la ciencia y la tecnología. Por otro lado, tenemos a Kian Alvane, un guerrero apóstol que vive en Arcadia, un mundo de magia y fantasía con ambientación medieval. Stark y Arcadia son dos planos contrapuestos de un mismo multiverso, pero no vamos a entrar en detalles para evitar los spoilers en la medida de lo posible.

Esta saga de videojuegos tiene una carga narrativa muy importante. A pesar de que incluye puzzles y algunos momentos de acción, lo crucial es el progreso de la historia y la evolución de los personajes. Dreamfall Chapters permite constantemente al jugador tomar diferentes decisiones que pueden alterar el curso de los hechos y desentrañar diversas consecuencias, aunque los elementos clave de la historia principal y el desenlace de la misma serán siempre similares.

Al ser un videojuego tan centrado en lo narrativo, se profundiza mucho en la caracterización, explorando el pasado, presente, gustos e inquietudes de los protagonistas con regularidad. Hay varias escenas en las que podemos ver muestras de amor entre personajes, así como conversaciones en las que se explicitan orientaciones sexuales no normativas con bastante claridad. Pasemos a ver dos ejemplos de representación LGTB+ en Dreamfall Chapters.

Hanna Roth y Abby.

Dreamfall Chapters y la representación LGTB+, ¡así sí!
Beso entre Hanna Roth y Abby.

Hanna Roth es la líder de una banda llamada Las Libélulas, formada principalmente por chicas adolescentes que se han quedado sin hogar y que habitan en el subsuelo de la ciudad de Propast. Entre sus ocupaciones está realizar trabajos opacos al margen de la legalidad para cualquier persona que pague lo suficiente. Hanna es muy protectora con el resto de las chicas de su banda, y trata de evitar que cometan delitos pandilleros y violentos por los que podrían acabar pagando consecuencias severas. Es una experta en burlar la seguridad y vigilancia de Propast, brillando en el contrabando de mercancías y en el robo y venta de datos comprometidos.

En una parte de la historia, se revela que Hanna tiene una relación sentimental con Abby, una de las chicas de su banda. Cuando estás con ellas en el subsuelo de Propast, se dan un beso en los labios ante ti, a través de los barrotes de una puerta que las separa.

Además de esto, cabe mencionar que el diseño del personaje de Hanna fue modificado de arriba abajo en la última versión del juego. Con un modelo, peinado y ropas completamente nuevas, la orientación sexual de Hanna se hizo aún más visible, ya que le pusieron una chapa de la bandera LGTB+ en la chaqueta.

Kian Alvane.

Dreamfall Chapters y la representación LGTB+, ¡así sí!
Kian Alvane juzgando a los heteros.

El caso de Kian Alvane es especialmente memorable, porque es un personaje principal y protagonista junto a Zoë Castillo. El jugador pasa la mitad del juego en la piel de Kian Alvane, que resulta ser homosexual. Kian dice que le gustan los chicos más cerca del final del juego que del principio, y es gracioso, porque hasta llegar a ese punto, Kian protagoniza varias escenas en las que puede besarse con una mujer. ¿Cómo así?

Una misteriosa mujer llamada Anna intenta besar a Kian en más de una ocasión. El jugador puede decidir si quiere corresponderla o no, y en cualquier caso, Kian se muestra visiblemente incómodo cuando se ve a sí mismo en esa situación. Si el jugador decide besar a Anna, se desbloquea un logro en su perfil de Steam llamado “World’s Greatest Kisser? Biggest. D o u c h e b a g. Ever.”, que viene a significar “¿El mejor del mundo dando besos? El mayor gilipollas de la historia”. Kian se siente como un gilipollas por besar a una mujer cuando realmente no quiere hacer tal cosa, porque no siente ninguna atracción hacia ella y lo hace por pura condescendencia.

Dreamfall Chapters y la representación LGTB+, ¡así sí!
Kian Alvane siendo sutil.

Hay otra pista sobre la homosexualidad de Kian, cuando en un momento de la historia él dice: “No estoy interesado en las mujeres”. Esto no deja claro que Kian es gay, ya que es una frase muy poco concisa y la falta de interés en mujeres no solo significa no ser hetero.

Es más adelante en el transcurso de la historia cuando queda clara su orientación sexual. Kian lo hace explícito en una conversación con un personaje llamado Crow. Crow tantea a Kian y le pregunta si “se aparea” con mujeres, a lo que él responde: “¡No! Deberías ser un poco más decente. Y soy gay. No me apareo… con mujeres”. Crow le responde que le parece bien, que no tiene ningún problema con ello.

Un buen trabajo de representación LGTB+.

Una de las cosas que la gente criticó al comparar el caso de Hanna con el de Kian, es que Hanna muestra su orientación sexual besando a su novia de forma natural y espontánea, mientras que Kian lo hace en una conversación que suena ligeramente forzada, sin mostrar ningún interés real por otro hombre a lo largo de todo el juego.

Los desarrolladores de Red Thread Games se refirieron a este asunto y comentaron lo siguiente: “Os aseguramos que no tenemos ningún problema en mostrar a dos hombres besándose, no hay ningún estigma ni censura en este sentido – simplemente Kian no ha tenido la oportunidad de besar a otra persona en el juego. En retrospectiva, habría sido mejor establecer su sexualidad con algo más que palabras, por supuesto, pero eso habría requerido introducir un nuevo personaje a la historia”.

También quisieron dejar claro que “la sexualidad de Kian no ha sido introducida de forma forzada, siempre ha sido parte de su persona. Si él se besa con Anna, es obvio que se siente incómodo y extraño, que no sabe cómo reaccionar o comportarse. Besarla es una gilipollez, de ahí el logro que se desbloquea al hacerlo. Poder besarla nunca fue un intento de complacer a la gente anti-gay, no nos podría preocupar menos ofender a personas que no saben respetar los derechos humanos más esenciales”.

Kian Alvane y Zoë Castillo, protagonistas principales de Dreamfall Chapters.

Por lo tanto, podríamos considerar que estos dos ejemplos, el de Hanna y el de Kian, son representación LGTB+ bien realizada, porque muestran orientaciones sexuales diversas con claridad, siendo rígidas y canon. Las decisiones del jugador en la historia no pueden cambiar el hecho de que estos personajes no sean heterosexuales, y su no-heterosexualidad queda explicitada en la historia sin atisbo de dudas.

Además, no son personajes creados bajo la premisa única de ser LGTB+. Es decir, sí, son LGTB+, pero no son solo eso, ni siquiera es lo más importante de su personalidad y de lo que aportan al desarrollo de la historia. Y eso es algo positivo, porque no son meros comodines de diversidad, sino que son personajes complejos y completos que además de muchas otras cosas, son LGTB+.

Esperamos que desde Red Thread Games sigan trabajando en juegos que incluyan personajes LGTB+ tan interesantes como Hanna y Kian, y que el resto de empresas puedan tomar ejemplo de ello. ¡Así sí!

Avacyn

Hago activismo LGTB+, escucho bandas emo que pasaron de moda hace más de una década, y soy main Mercy cuando juego a Overwatch. No sé cuál de esas tres cosas me provoca más dolores de cabeza, pero al final del día no las cambiaría por nada.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Animated Social Media Icons by Acurax Responsive Web Designing Company