Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

¿Quién no ha querido tener una cocinita de pequeño? Ese miedo que entra al querer decirle a tu madre o padre que, en vez de jugar a pelearte con tus amigos, prefieres adentrarte en una cocina creando maravillas culinarias para todos los paladares (Todo visto desde mi experiencia de hombre cisgénero, claro está.).

Esta “espinita” para mi llegó a su fin cuando Cooking Mama cayó en mis manos de adolescente y desenredó todo lo que había ansiado de pequeño, tener una cocina “propia” y millones de platos. No habían pasado dos días cuando ya me fundí medio juego y quería más. Hasta que por fin apareció Cooking Mama 2: Dinner with Friends y a partir de ahí todo fue una sucesión de juego sobre juego de la saga Cooking Mama.

Playing Cooking Mama once…

Mecánicas

No hija, no todo se corta con el mismo cuchillo, en Cooking Mama hay muchas maneras de hacer un plato, en la primera edición, ya te incluían la posibilidad de hacer un plato de maneras diferentes. En vez de hacer unos simples spaguettis boloñesa, en el ultimo momento podías cambiar la receta y hacer unos spaguettis a la arrabiatta, por lo tanto, las opciones se triplicaban.

De cambios como este último, pasando por distintos utensilios que te facilitaban la labor, como cortar un filete de pescado eligiendo entre un cuchillo de sashimi o uno de carne, llegas al sumun de Cooking Mama en sus últimas ediciones: Cooking Mama 4: Kitchen Magic y Cooking Mama 5: Bon Appétit!.

Cuando la cagas en público / Cuando llegas a casa

Aquí es cuando empieza lo rico, gracias a las opciones de la Nintendo 3DS, hay opciones ocultas para hacer los pasos más fáciles, como por ejemplo lavar el arroz dándole 3 meneos a la consola.

Sin contar el modo duelo que es cuando ya invitas a 4 amigos y acabáis teniendo pelea física porque uno ha quemado el pollo en el horno. Ah y que también tenía un modo de personalización. Si, si amiga, aquí yo también veía el crossover definitivo de juegos mariquitinguis de la vida. No tenías bastante con cocinar y ser la reina de los fogones, que encima podías vestir a “Mama” con millones de vestidos (Entre ellos uno de gitana que era una fantasía Andaluza) y combinarla con la cocina, QUE TAMBIEN SE PODIA CAMBIAR. Este juego es un sinfín de posibilidades, tiene azar, tiene técnica, tiene mecánicas nuevas y diferentes formas de personalizar tu mundo.

Agata Ruiz de la Prada fue encontrada en su sótano,muerta.

Conclusiones

¿Por qué este juego es tan maravilloso? Porque es simple y a la vez sin darte cuenta te está abriendo un mundo que rompe con los millones de estereotipos que te imponen desde que era pequeño. No había amigo mío que se hubiera reído de mi por jugar a Cooking Mama y bien a gusto que estaba yo haciendo platillos día sí y día también. Hoy pienso que este juego ha servido como vía de escape para mucha gente que no se conformaba con seguir con lo que estaba establecido y quería escapar de la realidad en la que te llamaban “mariquita” por ponerte a jugar con la cocinita de tu vecina. Esto ya era más privado, era más un mundo inverso en dos cuadrados donde solo existías tú y “Mama”.

Cuanto más mayor me he hecho, más me he dado cuenta de que en realidad Cooking Mama ha sido uno de los juegos que ha marcado un poco en mi forma de ser, porque yo quería cocinar, yo quería vestir a “Mama” con miles de vestidos y hacer una cocina sacada de las mejores revistas de interiores.

Para todos aquellos chiquillos LGBT+ que se conformaban poco con lo que sus roles de género les atribuían, este juego de seguro ha sido una gran vía de escape, lo que espero que para la generación del futuro pase lo mismo.

Retro Hell

A ratos me creo artista o algo. Soy esa persona que no se cambia el equpo porque me queda mejor que el nuevo que me da más stats. Bruja de Umbra.

Artículos Relacionados