Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

The Gaymers es un grupo de Instagram como tantos otros. Pero para muchxs, el término gaymer significa mucho más que enseñar cuerpos normativos rodeados de videojuegos.

Para mi sorpresa, ésta semana me he encontrado en las redes sociales una publicación de Shangay (que se definen como la marca gay más importante de España). En el artículo, se habla sobre un grupo de hombres llamados The Gaymers que han abierto una cuenta de Instagram sobre videojuegos y poses sexys.

Me gustaría dejar claro que no tengo nada en contra de los instagramers en cuestión, que me parece estupendo que se junten para lucir sus cuerpos y hagan uso del imaginario gamer como una forma más de pasar el rato y (supongo) conseguir algo de popularidad. La fórmula de lucir un cuerpo masculino normativo + un pequeño elemento femenino en cada foto está a la orden del día en ésta red social. Hasta aquí nada nuevo en el horizonte para cualquier marica que haga uso habitual de Instagram.

El problema viene en la forma de presentar a éste grupo y el patético intento de adornar con líneas de texto una publicación pensada únicamente para enseñar fotos de hombres semidesnudos

En primer lugar, hay que dejar claro que The Gaymers no tratan la temática del videojuego de ninguna forma. En todo caso, utilizan una estética basada en los videojuegos. Un simple adorno carente de contenido y de mensaje. Es homoerotismo con estética gamer, sin más intención ni profundidad que esa. Quizá sea un grupo emergente de personas aficionadas a los videojuegos, pero están bastante lejos de lo que aquí consideramos el “movimiento gaymer”.

El término “gaymer” es mucho más

Desde que Matthew Brown hace 8 años popularizó el término “gaymer” al ganar un reality de la televisión Estadounidense, dicho juego de palabras ha servido a muchxs para reivindicar la diversidad del colectivo LGTBQ en los videojuegos. Dos años después de la exposición mediática de Matthew, se convocó la primera GaymerCon (madre de las GaymerX) como un primer intento de crear un espacio físico de reunión para el colectivo LGTBQ en videojuegos.

Siendo honestos, quizá “gaymer” no ha sido siempre el término más inclusivo, pero ha sido el que teníamos y el que muchas personas hicimos como nuestro para visibilizar, divulgar y luchar dentro y fuera de la industria del videojuego.

La palabra “gaymer” ha sido siempre un término de referencia para discutir la diversidad en los videojuegos. A menudo, incluyendo a las personas jugadoras que no eran normativas. Por este motivo, creo que hablo en nombre de todxs lxs fundadorxs de ésta web cuando digo que éste tipo de publicaciones no nos representan.

No hay nada de malo en crear contenido sugerente (ni sexual), pero sólo hacer caso a la cisheteronormatividad que usa el término gaymer invisibiliza a todo un movimiento global de personas que luchan en una intersección entre el colectivo LGTB+ y los videojuegos.

Actualmente son muchxs lxs jugadorxs y desarrolladorxs que sufren misoginia, transfobia, bifobia, homofobia, plumofobia u otras problemáticas por el simple hecho de mostrarse tal y como son en los entornos videolúdicos.

¿De verdad vamos a seguir prestando toda nuestra atención a los chulazos semidesnudos posando con amiibos de pikachu?

No hay diversión sin diversidad.

Mikel Calvo

Game Designer made in Bilbao. Utiliza las mecánicas de juego a veces como un artesano y a veces como un alquimista. Actualmente mantiene una relación abierta con su gato.

Artículos Relacionados

Foros The Gaymers no nos representan a todxs (Opinión)

Debes estar registrado para responder a este debate.