Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Una sinopsis

Ready Player One es la típica película protagonizada por un chaval cisgénero blanco heterosexual que debe salvar el mundo.

Sí, esa es la premisa. Y la premisa va a lo de siempre. Pero podemos contar algo más acerca de esta cinta. Primero que la dirige Steven Spielberg, algo que, quieras que no, es un sello de calidad. Y segundo que se ambienta en un universo videojueguil muy parecido al que todos conocemos, por tanto otro sello de calidad.

El joven blanco cis-heterosexual del que os hablaba antes se llama Wade, vive en una zona marginal y, como todo el mundo, está enganchado a un videojuego multijugador online de realidad virtual llamado Oasis. El famoso creador del juego murió un buen día dejando algo jugoso para su comunidad: un Easter Egg. Para conseguir el Huevo de Pascua hace falta reunir tres llaves. Hace cinco años que nadie ha dado con ninguna de ellas. Wade no está solo, tiene un puñado de amigos, una chica que le gusta y como rival una poderosa compañía que lucha por controlar el mundo virtual al hacerse con el Ester Egg, cuyo premio es la soberanía sobre Oasis.

Lo LGTBI+

La película tiene algo más que acción, aventuras, increíbles efectos digitales e incontables referencias. Pero esta parte se acerca peligrosamente al delicado terreno del spoiler, y yo no soy quién para fastidiaros la experiencia.

Hay muchos tipos de jugadores en el mundo: en estas dos horas vais a ver unos cuantos ejemplos de esa diversidad. Ya seáis gamer o gaymer seguro que tenéis apuntado este largometraje en vuestra “lista de pelis por ver” desde hace tiempo. Así que yo sólo os animo a ir al cine, pero no os voy a decir quién, cómo, cuándo ni dónde. Es sutil. Está bien llevado. Visibiliza. Y en general le da mil vueltas a Pixels. No necesitáis saber más.

RPO3

El libro

No hay nada nuevo bajo el sol. Eso dicen. En este caso es cierto. Ernest Cline es el autor del libro homónimo en que se basa la cinta, y ojo porque piensa escribir un Ready Player Two.

Yo no lo he leído y, sinceramente, tras ver la película no me dan ganas de hacerlo porque el despliegue visual es demasiado impactante como para verlo reducido a papel y tinta. Aunque parece que en él se desarrolla un poco más “lo LGTBI+”, así tal vez merezca la pena echarle un vistazo…

Sheik

Esta biografía no ha salido del armario.

Artículos Relacionados

Foros Ready Player One abraza la diversidad

Debes estar registrado para responder a este debate.