Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Algo tienen en común Chihiro Fujibayashi y Naoto Shirogane, y no es que su vida escolar sea más ajetreada que la del resto entre una muerte y otra.

Chapter 1: El comienzo del fin

Danganronpa Trigger Happy Havoc nos presenta a un personaje femenino llamara Chihiro Fujibayashi, que es la mejor programadora de todos los tiempos (o al menos de entre los alumnos seleccionados por un malvado oso adorable para ser encerrados en un instituto y tener que enfrentarse a la muerte…)

Persona 4, por su parte, cuenta con Naoto Shirogane, un gran detective que junto a un grupo de valientes lucha contra las sombras que amenazan su mundo.

¿Y qué tienen ambos personajes en común? No son lo que dicen ser: Chihiro es en realidad un hombre; y Naoto una mujer. Hasta aquí todo perfecto, pero es que eso no es todo.

Dangaronpa

Chapter 2: La verdad sale a la luz

Chihiro siendo hombre se vio amenazado por su entorno con continuas burlas debido a su escasa fuerza física “para ser un chico”. Harto de todo esto resolvió empezar a vestir como una mujer para evitar las constantes mofas. Su vida se normalizó: ya no podían meterse con él diciendo que no era fuerte porque su constitución como mujer estaba bien aceptada. Pero aun así él seguía insatisfecho con su cuerpo y quería ponerse en forma.

A Naoto le ocurre algo parecido. Ella procede de una familia de detectives respetada y sagaz, y Naoto cuenta con una habilidad increíble para resolver casos. Otra vez aquí nos encontramos con el mismo problema: una vez más la sociedad no acepta unas características que posee porque no se corresponden con el rol que debería tener siendo de un género concreto.

En ambos casos la verdadera identidad de los personajes es ajena al jugador hasta que llega a cierto punto en la historia en que desvela con un giro de guión.

Conocer a Naoto y Chihiro me produjo la misma sensación cuando jugué a cada uno de los dos juegos: decepción. Naturalmente esperaba algo más de ellos.

Dangaronpa

Chapter 3: Desesperación Definitiva

No digo que no esté bien crear personajes travestis. Digo que en estos casos el tema está mal llevado. ¿Por qué tiene que ser el rechazo el motivo de su travestismo? ¡Que se vistan del sexo contrario porque quieran y no porque se sientan obligados! Si se identifican más con la indumentaria del género opuesto, adelante. Si es porque les da la gana, porque sí, pues perfecto. ¿Pero de verdad intentas convencerme de que el motivo de peso para fingir ser una mujer cuando en realidad te sientes hombre es que no eres musculoso? ¿De verdad?

Se nos presentan buenas historias con este par de personajes… en potencia. Son tramas que podrían ir más allá y no quedarse en lo superficial; pero no avanzan. Ambas se han cortado con el mismo patrón. Buscan la sorpresa de una situación extraña y, para muchos, incómoda, grotesca. ¿Cómo no va a sorprenderte que la tímida chica con falda resulte ser un hombre? Es un truco fácil para hacerte creer que hay un buen guionista detrás de ese juego pensando en sesudas tramas.

¿Acaso son estas vuestras mejores armas para dejar boquiabiertos a los jugadores? Quizá el verdadero propósito que esconden sea la reivindicación de los roles de género, y que debemos luchar contra lo establecido. Pero si ese es el mensaje que pretenden transmitir, no funciona de esta manera. Lo que yo veo es cobardía a la hora de afrontar algo distinto. Y en vez de lucir unos personajes transexuales como dios manda, dejan entrever unos con problemas de autoestima.

Dangaronpa

Sheik

Esta biografía no ha salido del armario.

Artículos Relacionados

Foros Danganronpa, una oportunidad perdida para la representación trans

Debes estar registrado para responder a este debate.