Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Robert Yang sabe hacer dos cosas muy bien: Provocar y hacer reflexionar. Su nuevo juego, The Tearoom, va a dar mucho que hablar.

Robert Yang es un habitual en Gaymer.es. Su obra nos ha dado mucho que comentar y mucho que reflexionar. Además, tanto su autor como nosotros estamos muy concienciados con el mundo LGTB+ y lo que ocurre a su alrededor. Teníamos muchas ganas de recibir su nuevo juego y ya lo tenemos con nosotros. Su nombre: The Tearoom. Y va a dar mucho que hablar.

Tras Rinse and Repeat, pocos pensábamos que Yang se atrevería a hacer un juego tan provocador como aquél. Tal fue la polémica que causó ese juego, que rápidamente fue prohibida su retransmisión en Twitch, alegando ser un juego pornográfico por mostrar cuerpos de hombres desnudos. Si bien fue homofobia o u intento de no emitir juegos de contenido adulto en la plataforma es algo que todavía no sabemos seguros.

Pero sin duda, The Tearoom –que podéis descargar aquí– va a ser la nueva comidilla de muchos streamers y youtubers. El título, ya de por sí, enciende una bombillita si sabemos de qué va el juego. La acción nos situará en un baño público, donde tendremos que orinar mientras vemos a otros alrededor nuestra haciendo lo mismo. Pero Yang es más inteligente que la media. Ha cambiado todo indicio de falos por algo que la industria del videojuego y los hombres aprecian más que nada: Las armas.

Todo pene del juego ha sido sustituido por diferentes armas hechas de carne. Lo que le da al juego un aspecto totalmente creepy. Es realmente interesante esta alegoría, ya que el juego se basa en Ohio, en el año 1962. Donde la policía instaló una cámara de seguridad en un baño público grabando a todos los hombres que tuvieran sexo entre ellos para, un año más tarde, meterlos en la cárcel.

De nuevo, la crítica social vuelve a ser un punto de partida para Robert Yang. Ahora sólo falta ver si gracias a los youtubers de turno, The Tearoom se convierte en el chiste de la semana.

Xavi Martínez

29. Filólogo inglés, traductor, kendoka y posible homersexual. Mi género favorito son los juegos de rol (malos, buenos, occidentales, orientales…) y puedo llegar hasta completarlo varias veces. Me encantaría vivir en el mundo de Dark Souls o de Dragon Age, al lado de Toro de Hierro.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario