Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

FarCry siempre nos ha llevado por paisajes exóticos, siempre que fuéramos occidentales, y nos hemos enfrentado a organizaciones terroristas en África, las islas del Pacífico, Nepal e incluso pasando por otras idas de olla como pasó con FarCry : Blood Dragon o FarCry Primal, que nos sitúan no solo en un escenario diferente al resto, sino que nos lleva a otras épocas.

Todos tienen en común la figura del villano, un líder que no tiene reparos a la hora de hacérnoslo pasar mal y que se encargará de ponernos en el punto de mira de toda una organización a la que tendremos que derrotar, cuestionando muchas veces nuestra propia interacción en el mundo del juego.

En su quinta entrega, Ubisoft ha decidido que qué mejor paisaje exótico que los Estados Unidos y ha situado toda la acción en el ficticio pueblo de Hope County, en Montana, el cual se encuentra gobernado por una peligrosa organización de tintes religiosos liderados por Joseph Seed.

Chicos con grandes trabucos en tu zona.

Este predicador se encargará de sembrar el pánico en el pueblo junto con su congregación “La Puerta del Eden” con el fin de proteger a sus habitantes del apocalipsis. Seed y su organización son en realidad una secta religiosa militar armada que usará la violencia para convertir a todos los residentes de Hope County y evitar que contacten con el gobierno y que pare semejante locura. Nuestra misión será pararle los pies a Seed y acabar con su gobierno del terror.

Como os podéis hacer una idea, la religión que promueve Seed, así como la mayoría de sectas en Estados Unidos, tiene tintes cristianos y reivindica el sueño americano de una manera radical, así como los valores tradicionales. Por supuesto, todo esto visto desde la sátira y lo extremo, creando una ambientación muy interesante, a la par que original en la saga, y que puede dar mucho juego.

BiggunSeed: Crist X Crist. No fems, no atheist.

Pues bien, las quejas no  han tardado en llegar desde ciertos colectivos pidiéndole a Ubisoft que cancele el juego o que lo cambie radicalmente, ya que lo toman como una ofensa a su estilo de vida. Es curioso como esto no había ocurrido en otras entregas y como cuando los tocan a ellos ya supone un problema.

Me es inevitable hacer una analogía y notar cierto paralelismo con el movimiento #StopHeteros y su contraposición de #NotAllHeteros , que reivindican sus derechos de elegir ser heterosexuales y que no todos los heteros son de la forma en la que se hacen chistes y que se está ridiculizando un estilo de vida. La reflexión se queda ahí y no se es capaz de llegar a la respuesta real y es apelar a la empatía de cómo un colectivo como el LGBT+ se siente atacado constantemente desde siempre; y es lo que parece que está ocurriendo con Far Cry 5. Somos incapaces de ponernos en la piel del otro hasta que nos tocan a nosotros, pero en vez de hacer una reflexión coherente, es mejor quejarse del “por qué a mí”.

Stop the miedo.

Tenemos ganas de saber más de esta entrega de la saga iniciada por Crytek y que por ahora nos han dejado un par de trailers y algún otro gameplay, así como algunas mecánicas como la poder crear nuestro personaje principal y otras que se han adoptado y adaptado de entregas anteriores, aunque una de nuestras mayores dudas es cómo serán exactamente los ideales exactos de “La Puerta del Eden” y si harán alguna referencia a la familia tradicional o si habrá personajes LGBT+ que no encajen con la filosofía de la secta y si también serán perseguidos.

R.E.S.P.E.C.T.

Alfonso Maté

Filólogo inglés licenciado en la Universidad de Málaga, aunque según Facebook, mi profesión es "Entrenador Pokémon". Los videojuegos configuran mi personalidad y forman una parte esencial de ella. Mis áreas de interés se centran en la búsqueda personal y la construcción de la propia identidad.

Artículos Relacionados

Foros OMG: FarCry5, viaje a lo más profundo de la religión

Debes estar registrado para responder a este debate.