Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Tras haber completado Resident Evil 7 pensaba que iba a tener que pasar mucho tiempo para que otro videojuego me pudiera hacer sentir verdadero miedo. A Normal Lost Phone no es un juego de terror ni busca hacerte saltar del sofá con sustos, pero es una de las experiencias jugables que más incómodo me ha hecho sentir.

El punto de partida es tan sencillo como cotidiano. Hemos encontrado un teléfono móvil perdido y tenemos la libertad de cotillear en la vida de su dueño Samuel. A medida que vamos investigando, comenzamos a leer mensajes y trazando hilos argumentales que nos van revelando ciertos secretos. Sin embargo, para cruzar algunas puertas hacia los espacios más íntimos de Samuel es necesario resolver determinados puzzles encubiertos. La dinámica general del juego consiste en tratar de adivinar contraseñas basadas en lo que conocemos hasta la fecha y devorar la nueva información para profundizar en la vida de ésta persona.

Lo malo de A Normal Lost Phone es que si hemos jugado anteriormente a Cibele, Her Story, Gone Home o Emily Is Away la forma de narrar no nos va a aportar nada totalmente genuino. En esencia, este juego bebe de todo lo anterior, consolidando el read and click como un género en sí mismo en el que el objetivo es investigar y nuestro desafío es asimilar la cantidad de información que se nos da. A nivel lúdico, los puzzles no son demasiado complejos pero bien escogidos, ya que requieren prestar atención a la historia. De ésta forma refuerza su parte narrativa, que es el apartado donde más se luce.

La principal baza es que posee una gran capacidad para crear distintos personajes y situaciones sólamente utilizando texto. Los primeros mensajes dan buena cuenta de ello, permitiéndonos construir una clara imagen mental de Sam y las relaciones que tiene con sus amigos y familiares. Las formas de hablar, los temas de conversación y la manera de relacionarse con respecto al protagonista crean una serie de personajes creíbles, aunque no llegue a profundizar demasiado en ellos.

A pesar de su limitado formato, el juego logra transmitir una sensación constante de estar invadiendo el espacio privado de una persona, pero al mismo tiempo nos genera empatía sobre una historia que no es la nuestra.

Es complicado citar ejemplos o hablar de la importancia de su temática sin incurrir en el spoiler, pero desearía este videojuego pudiera ser enseñado en institutos. La privacidad en redes sociales, la interacción con nuestros amigos y familiares, la búsqueda de nuestra identidad.. casi todas las temáticas relevantes en la adolescencia se dan de la mano en éste videojuego.

Destaca también sobre todo la perfecta utilización del teléfono como pilar central del juego, donde todos los elementos del gameplay conviven en armonía. Un ejemplo de ello es la maravillosa banda sonora compuesta de canciones tranquilas para acompañar la lectura, que están integradas en el propio reproductor del teléfono móvil.

Resumiendo, no es un videojuego que por temática o formato vaya a sorprender demasiado habiendo jugado a otras propuestas similares en las que se bucea en una historia personal y costumbrista. Sin embargo, A Normal Lost Phone es un videojuego que nos tendrá pegados a la pantalla durante dos horas hasta lograr resolver y desvelar toda su trama. Incluso después de jugado podemos haber aprendido una o dos lecciones importantes sobre la empatía, la privacidad y la construcción de la identidad propia.

Mikel Calvo

Game Designer made in Bilbao. Utiliza las mecánicas de juego a veces como un artesano y a veces como un alquimista. Actualmente mantiene una relación abierta con su gato.

Artículos Relacionados

Foros A Normal Lost Phone

Debes estar registrado para responder a este debate.