Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Llegas a casa, cansada, exhausta, con ganas de descansar en tu cama y si acaso tomar una sopita para calentar el cuerpo después de un viaje de horas y de estar casi un año entero sin ver a tu familia, pero cuando llegas a casa te encuentras una nota de tu hermana diciendo que no la busques y con un silencio estremecedor. No tardas ni un solo segundo en darte cuenta de que estás sola. Una maleta mal hecha es lo único que te acompaña. Una maleta mal hecha y una inmensa casa que explorar.

Ni un alma.

En un ambiente frío y rozando lo tétrico nos vamos a adentrar en una historia de amor bien contada. Una historia de amor que abarca mucho más que una pareja o una familia. No sabes por qué pero al poco tiempo de empezar a jugar te preocupas. Te preocupas por tu hermana y todas esas desventuras vividas mientras no estabas. Te preocupas por tu madre y te preocupas por tu padre. Empiezas a mirar cada detalle de la casa con un interés que pocos juegos te han hecho sentir. Miras cada libro de las estanterías y cada hoja maltrecha que encuentras en cada esquina. En el fondo sabes que poner esa música de casette no va a hacer que avance la historia, pero igualmente, lo haces. Son los 90 y todo huele a ello. Los posters, el carácter punk de tu hermana, la ropa de tu madre o las revistas porno de tu padre. Todo huele a los 90 y lo has asumido como realidad. Cada detalle está bien cuidado y te das cuenta de ello.

Tan 90's que asusta.

Vale, vale, el juego es corto, no tiene grandes puzzles y casi todo el tiempo lo único que haces es mirar y mover alguna revista. No se han preocupado de poner complejos acertijos ni diálogos eternos ni un guión con bruscos giros… y mi pregunta es tan sencilla como ¿acaso lo echas de menos? Esto es una historia interactiva donde te hacen directamente partícipe de la búsqueda de “qué ha sucedido”. Y te sientes partícipe de ello. Ya no eres un jugador cualquiera, eres una hermana preocupada, una hija confusa y el sentimiento de soledad con la que empiezas va dando camino a sentimiento de ilusión, tristeza y curiosidad… Sientes en tu cuerpo la confusión adolescente de tu hermana y la preocupación de tus padres. Vuelves a retroceder en tu mente a esa adolescencia confusa donde poner etiquetas a las emociones resulta difícil por no decir imposible.

Sin ser largo, llega a ser intenso.

Y ahí es donde quería yo llegar. Emociones. Cada paso que das en la aventura va acompañado de sentimientos. Te parece lícito la preocupación casi obsesiva de los padres, y la rabia adolescente de tu hermana. Sin contar con esa historia de amor que rodea todo (y de la cual no cuento nada para no hacer spoiler). Y sigues explorando la casa con la constante sensación de “por favor, que todo salga bien”. Aquí podremos ver y leer una excelente radiografía de una chavala de 18 a través de detalles que te hacen ver que es una rarita, que apenas tiene amigos y que los estudios resultan muy relativos en su mente. Pero que como es tu hermana, y la quieres, y lo único que deseas es que te cuenten un bonito final. Y tras este “análisis” lleno de moñosidad, solo me queda decir que el juego es corto, sencillo y caro para lo que te ofrece, pero hace tiempo que no jugaba a una aventura gráfica con detalles tan cuidados y con una historia que por muy simple y vista que esté, llega. Y llega de verdad.

¿Qué será lo que ha pasado realmente?

Latest posts by Mikel S. Galarza (see all)

Artículos Relacionados

Foros OMG: Gone Home, sola en casa, qué sola.

Debes estar registrado para responder a este debate.