Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

No es la primera vez que ni yo ni ninguno de mis compañeros leemos algo así por cualquiera de las redes. Desde nuestros inicios aquel septiembre de 2015 se nos señaló, acusándonos de querer alienarnos y proclamando a los cuatro vientos que la comunidad gamer ya es inclusiva de por sí. Que los gamers somos todos y que no se juzga a nadie ni se critica a nadie por ser lo que es.
Y hace unos meses, esto ocurrió en nuestra comunidad Gaymer.es de PlayStation 4:

¿Cómo osamos crear una comunidad para poder tener un espacio seguro en el que jugar? Que oye, que mientras seamos maricones de puertas para dentro no pasa nada, no sea que con el aceite se resbale la PlayStation Network y se vuelva a caer. Nosotros, en vez de escandalizarnos, pues nos echamos unas risas pensando en cómo puede haber gente así todavía en la época en la que vivimos.

Sin embargo, ayer vivimos un hecho “histórico”. Pero pongámonos en antecedentes. Hace unos meses, Blizzard anunció que uno de los personajes de ese juego que probablemente no habéis oído hablar, Overwatch, pertenecía al colectivo LGTB. No son pocas las pajas mentales que los jugadores nos hemos hecho pensando en quién sería el elegido. Y, de repente, para sorpresa de muchos, en el último webcomic, “Reflections”, podemos ver a Tracer dándole un beso a una mujer, mostrando que el personaje más emblemático de Overwatch (casi podemos decir que la mascota del mismo) tiene una relación sentimental con una personaje de su mismo sexo.

No voy a negar que al principio me pareció una técnica publicitaria de la compañía, un “queerbait” a toda regla como el de cierta aventura gráfica inexplicablemente popular. También, el hecho de que la compañía haya censurado el cómic en Rusia, podría deberse a motivos puramente comerciales, ya que este cómic podría haber aumentado la edad recomendada de la actual +12 a una +18 y haber perjudicado las ventas en el país del Tetris, aunque ésto no sean realmente más que rumores. Y entonces, empezaron a surgir los comentarios. Confieso que sentí cierto alivio al ver a tanta gente celebrarlo por los motivos que fuera. Desde aquellos que, dentro del colectivo, celebraban que su personaje favorito perteneciera a su mismo colectivo hasta otros que, con humor, decían que el fanart de la Rule 34 estaban trabajando a toda velocidad. El fanart de Tracer con su pareja comenzó a llenar las redes mostrando un apoyo mayoritario a esta revelación.

Pero, como no, también tuvimos al lado oscuro ejerciendo su poder heterosexual.

(Los mensajes están oscuros porque están ocultos en el propio foro). Los foros de Bllzzard se llenaron, casi automáticamente, de cientos de mensajes en contra de la compañía y del colectivo. Los que veis arriba son, probablemente, los más flojos. Pero, obviamente, no fue la única plataforma donde los ofendidos fueron a llorar. Meristation, una de las páginas más visitas en España para enterarse de las últimas noticias del mundo del ocio digital, demostró una vez el alto nivel de sus usuarios.

Pues oye, cloud118, a ver si es verdad siguiendo tu ejemplo y dejamos de ver a tantas Tracers en cada partida.

Choca, me has dejado sin palabras. Ni siquiera sé que puedo contestarte porque has acertado en todo lo que has dicho y no puede recriminarte nada. En serio, aplausos para tí y tu brillante intelecto.

Twitter también se llenó de gente expresando su opinión (de mierda).

¡Dios santo! ¿Cómo mi novia virtual puede ser LGTB? ¿A dónde va a llegar esta sociedad sucia llena de maricones? Aparte del megazasca que recibó el pobrecito, no sólo borró su twit, sino que poco después escribió ésto.

Vamos, que no sólo no podemos defendernos sino que, como colectivo LGTB, tenemos que aceptar que somos parte de lo que está provocando que la sociedad vaya tan mal. ¡Y somos gentuza! Se nota el dolor palpante en cierto sector de los jugadores. Y finalmente, cuando pensábamos que toda la vorágine había terminado, soy testigo de este comentario contestando a la CM de Videojuegos GAME, que también se ha hecho eco de la noticia.

Todavía no lo han superado. Se sienten dolidos por algo que a ellos ni siquiera les afecta, tan sólo por el hecho de que su personaje no es heterosexual como ellos y, por desgracia, no puedo juzgar lo que seguramente harán cuando están sólos y que imágenes buscarán, porque una de las parejas que más se usan en la rule34 es Tracer y Widowmaker. Pero claro, una cosa es la fantasía y otra muy distinta la realidad. Una realidad que les jode y que parece que tienen un miedo atroz a que les esté dando una bofetada muy fuerte en la cara.

Pero no. Una comunidad Gaymer no es necesaria. A partir de ahora, aceptaremos los insultos con las orejas agachadas e intentaremos escondernos en un rincón para que los heterazos no se sientan amenazados por nuestra presencia.

Pero por el momento chicos, siento ser yo quien os lo diga. “The Cavalry is Gay!”.

https://twitter.com/angelpoulain

Xavi Martínez

29. Filólogo inglés, traductor, kendoka y posible homersexual. Mi género favorito son los juegos de rol (malos, buenos, occidentales, orientales…) y puedo llegar hasta completarlo varias veces. Me encantaría vivir en el mundo de Dark Souls o de Dragon Age, al lado de Toro de Hierro.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario