Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Gracias Bioware por hacer que me sienta como un hetero gamer por un día. ¿Qué como es eso posible? Pues jugando al DA:I, efectiviwonder.

Después de una secuela super regulera, Dragon Age volvió a mi vida, como una ola…de espuma blanca. Y digo espuma blanca porque, este juego está lleno de píxeles de infarto, puedo hablar de Cullen, de Dorian, de Iron Bull, de Varric… las chicas no se quedan atrás tampoco eh, pero bueno, ser marica tiene que te fijes más en los hombres que en las mujeres. Choices. El juego es el más redondo de la saga: escenarios enormes y preciosos, customización de equipo y personajes, muchas misiones extras, cosas que coleccionar… la historia no aporta mucho (probablemente el punto débil del juego) pero hay detalles (algunos importantes) que cambian según tus decisiones en los anteriores juegos, por eso me lo he pasado 4 veces ya. Y el último DLC acaba con un plotwist bastante chulo que hace que moje las bragas cuando pienso en el siguiente título.

Pero eso no es lo único que hace que moje las bragas, porque “Man, I feel like a straight man!”. Por primera vez en la historia del videojuego siento que como jugador marica tengo las mismas opciones que un jugador hetero; por primera vez en la historia del videojuego las mujeres heterosexuales tienen más opciones que los hombres heterosexuales. Es un momento histórico que me deja con una pregunta: ¿A quién me tiro?

Siempre ha sido fácil para mí elegir, en Mass effect fue Kaidan porque era el único de mi escuadrón (Steve lo cuento como personaje de apoyo), en el Baldur’s Gate fue nadie, en el Dragon Age Origins fue Zevran… cuando juego siempre tiendo a tomar la ruta queer: primero intento ser marica, luego intento ser bollo, si eso falla intento ser mujer hetero y si eso falla suelo ser hombre asexual. Si tengo que usar mods uso mods (gracias comunidad modder), el videojuego es para mí una experiencia placentera y me gusta adaptar el juego a mis necesidades. De todas formas, con este título no me hizo falta porque me dieron dos buenas razones para no hacerlo: el inteligente y carismático Dorian y el divertido y bonachón Iron Bull.

He de decir que a día de hoy el romance con Dorian me llena más y siempre será mi favorito, pero Iron Bull llena otras carencias de mi personaje con la misma maniobra. El primero es mucho más sentimental y da aspecto de más serio desde el principio; Iron Bull es más un affaire hasta que la cosa se pone seria de verdad y luego es todo ternura. Con uno me imagino a mi personaje enredado entre sábanas de terciopelo, junto a una chimenea y con el sabor dulce de un vino carísimo en los labios; con el otro me imagino atado a la cama, sábanas rotas, moratones y un hombre que embiste gritando cosas soeces y oliendo a cerveza. También puedes, si ninguno de ellos es de tu agrado (¿en serio?), dejar que se líen entre ellos y disfrutar con tu imaginación. ¿Es Dragon Age uno de los primeros títulos fujoshi friendly? Sí.

En resumen, por primera vez noté que como marica tengo tantas opciones como cualquier hetero y esa sensación me gusta, puedo elegir mucho más y hacer que el personaje sea más mío. Puedo ir a los foros y hablar sobre quién me gusta más y porqué, como cuando mis amigas hablaban con la Bravo en las manos. Incluso podemos ver que hay hombres heteros que disfrutan haciendo que su personaje sea marica, igual me vengo muy arriba pero creo que es un momento histórico, ¿no? A nadie le amarga un Iron Bull, si tenéis oportunidad de jugarlo que sepáis que me encantará discutir sobre quién os gusta más; voy sacando los rulos y la bata del cajón.

Alex Red-Miau

Druida de la zarpa gatuna de día, kendoka de rango Neko Shogun de noche, a las 12 me pego un tiro y salvo Japón de las sombras mientras tú pestañeas.

Artículos Relacionados