Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

El pasado 1 de abril salió a la venta en España Nights of Azure para PS4, el último juego creado por Keisuke Kikuchi, padre de la saga de terror Project Zero. El juego es un ‘Action RPG’ que nos cuenta la historia de Arnice y Lilysse, cada una con el poder de la oscuridad y de la luz respectivamente, unidas por un objetivo común: Salvar Ruswal de la invasión demoniaca.

Durante el juego manejaremos a Arnice la cual es capaz de invocar criaturas al tener sangre de demonio en su interior; y le ayudará Lilysse, una sacerdotisa con poderes místicos. En su misión común por liberar la isla se forjará una historia de amistad entre la luz y la oscuridad.

Esta amistad que se profesan ambas protagonistas puede que no sea solo eso, sino que la relación entre ambas evolucione a un punto más bien romántico, y en esta ocasión trágico, lleno de clichés japoneses que juegan a la ambigüedad durante toda la historia.

Si bien es cierto que nunca se menciona explícitamente que ambas tengan una relación más allá de la amistad o un vínculo especial, a pesar de todas las escenas que nos demuestran que hay algo más, hay una escena casi al final que nos puede dar a entender lo contrario. Como siempre, depende del jugador que le quiera dar una naturaleza u otra a la relación entre Arnice y Lilysse y según palabras de la desarrolladora: “Está a la libre interpretación”.

El juego cuenta con una atmósfera yuri durante toda su duración por lo que parece que estas declaraciones no son más que otro intento de no mojarse y dejar las cosas un poco al aire para atraer a mayor cantidad de público, pero os aseguro que no hace falta ponerse las gafas lésbicas para darse cuenta de lo que realmente está pasando.

Alfonso Maté

Filólogo inglés licenciado en la Universidad de Málaga, aunque según Facebook, mi profesión es "Entrenador Pokémon". Los videojuegos configuran mi personalidad y forman una parte esencial de ella. Mis áreas de interés se centran en la búsqueda personal y la construcción de la propia identidad.

Artículos Relacionados