Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Neo-San Francisco, navidades del 2064. La humanidad convive pacíficamente con robots llamados ROMs que hacen distintas tareas para ayudar a sus dueños, ya sea repartir agua fría en el parque o ayudar a la policía con sus investigaciones. Sin embargo, esta tranquilidad está en constante tirantez por culpa de los miembros de Human Revolution, contrarios a la evolución tecnológica. Nuestra vida como periodista cambia radicalmente cuando un ROM llamado Turing –el primer robot sentiente- se presenta en nuestro apartamento con una petición muy directa y personal: Encontrar a su creador, Hayden. Movidos por la vieja amistad que nos une con su creador, nos embarcamos en una historia donde nada es lo que parece y en el que las luces de neón de un, a simple vista, brillante futuro ocultan un misterio en el que muchas vidas humanas –y no humanas- están en juego.

Midboss, equipo formado por los creadores de GaymerX, ha conseguido con ROM: Read Only Memories algo que parecía improbable hace algunos años: Volver a traer a la actualidad las aventuras gráficas de antaño, donde teníamos que buscar con el cursor aquellos objetos importantes para nuestra investigación y hablar con los distintos personajes que nos encontraremos. Si bien estamos viviendo un auge en las Visual Novels, Read Only Memories no es una al uso y requiere mucha más inmersión del jugador a la hora de interactuar con el entorno.

Visualmente, Midboss ha conseguido crear un entorno que ha sabido mezclar a la perfección el más puro estilo cyberpunk con el estilo visual de la era de los 16-bits. Los escenarios, si bien estáticos en la mayor parte, están llenos de pequeños detalles que dan vida a esta Neo-San Francisco que nos acompaña durante toda nuestra historia, desde los rincones más habitables hasta aquellos por los que no deberíamos ni pisar. Sin embargo, los escenarios palidecen al mostrar los geniales diseños de los personajes que, por desgracia, quedan relegados a un rectángulo a la izquierda del escenario que estemos visitando.

A la hora de hablar con ellos, estos personajes moverán los labios y cambiarán sus expresiones faciales para demostrar duda, preocupación, alegría, sorpresa y un amplio rango de emociones. Pero obviamente, el que se lleva el mayor premio en este aspecto es Turing, nuestro compañero durante toda la historia. Siendo el primer robot sentiente –algo realmente importante en el argumento- le veremos pasar por todo un abanico de sentimientos que otros personajes más cuadrados y de mayores producciones quisieran para sí mismos. No hay que desmerecer a los otros personajes como la detective Lexi Rivers, TOMCAT o incluso el mayordomo oso Pat. Todos ellos forman parte del inmenso, carismático y variado elenco de personajes que nos encontraremos vagando por las  calles de Neo-San Francisco.

En el campo sonoro se echan de menos las voces que podían dar todavía más personalidad a sus personajes, aunque MidBoss contó con la ayuda de Adam Harrington y Dave Fennoy (conocidos por sus trabajos en The Wolf Among Us o Batman: Arkham Knight), sólo podremos escuchar sus voces en los vídeos introductorio y final del juego. Dicho esto, la música encaja perfectamente con la ambientación que veremos en cada uno de los escenarios. Desde música disco hasta algunas que podríamos definir como “música de ascensor” son el perfecto acompañante para nuestras investigaciones.

ROM: Read Only Memories muestra su juego como una aventura gráfica clásica, en la que nos moveremos por distintos escenarios a los que podemos acceder desde un mapa. En ellos, tendremos que hablar con personajes, recoger objetos para poder usarlos a posteriori y conseguir pistas que nos lleven por el buen camino. Para poder encontrar aquellas cosas con las que podemos interactuar usaremos el ratón o las flechas de dirección usándolas también a la hora de elegir que queremos decir en las distintas conversaciones y que afectarán a nuestras relaciones con los personajes y en el transcurso de la historia, algo muy importante en el juego.

Y es que no sólo tendrán peso estas decisiones, también algunos puzles nos permitirán acceder a nuevas escenas si los hacemos correctamente o incluso algunas escenas de acción darán un toque especial al juego. Las más de 10 horas que nos llevará terminar ROM: Read Only Memories también incluyen varios finales y rutas distintas que aumentan la vida del juego… Aunque tenemos la posibilidad de salvar la partida en el momento que queramos para poder ver qué pasaría si elegimos una opción u otra.

ROM: Read Only Memories es un juego que vale la pena jugar si buscas una buena historia de intriga con ciertos toques de humor y con personajes realmente carismáticos. Además, se hacen contínuos guiños y referencias a literatura y a cultura friki por antonomasia. Por si fuera poco, Midboss ha incluido personajes LGTB con una total normalidad, teniendo a los dueños del pub Stardust o a la propia detective Rivers, que tuvo en el pasado una historia de amor con la hermana del personaje protagonista. La homosexualidad en todas sus variantes está completamente normalizada y los debates éticos pasan a estar protagonizados por la moralidad que existe entre mantener la humanidad o seguir evolucionando tecnológicamente. Se agradece que la compañía haya conseguido introducir a unos personajes tan personales de una forma tan sutil que casi consigue que no te des ni cuenta que están allí, algo que hace que la aventura sea disfrutable por todos los jugadores, siempre, claro está, que te guste el estilo retro.

Y por todas estas cosas, la aventura cyberpunk de Midboss consigue despuntar por encima de las demás, gracias a su ambientación, su interesantísima historia y la calidad y carisma de todos sus personajes. Sin duda, un gran acierto para los fans del género.

Xavi Martínez

29. Filólogo inglés, traductor, kendoka y posible homersexual. Mi género favorito son los juegos de rol (malos, buenos, occidentales, orientales…) y puedo llegar hasta completarlo varias veces. Me encantaría vivir en el mundo de Dark Souls o de Dragon Age, al lado de Toro de Hierro.

Artículos Relacionados