Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Cualquier persona que siga de cerca Gaymer.es sabrá que somos (o sólo yo) fans fatales del Coming out On Top. Hemos hecho noticias sobre ello, seguimos a su creadora por twitter y disfrutamos con cada una de las actualizaciones que nos llegan. COOT (mucho más divertido decirlo así, la verdad) es un “dating sim” de temática marica que desprende encanto y sentido del humor, una exquisita combinación entre drama, comedia y bizarrismo. ¿He dicho que tiene chulazos? Porque tiene muchos.

Típica escena de la vida cotidiana.

El objetivo es guiar las decisiones de Matt, nuestro prota, durante su último año de universidad. El juego empieza con nuestro protagonista saliendo del armario delante de sus compañerxs de piso; a partir de ahí, todas las decisiones importantes que Matt tenga que tomar serán nuestras decisiones y nos llevarán a la cama o a los calzoncillos de alguien. Eso sí, dependiendo de nuestras respuestas podremos acabar con una buena taza de leche merengada, saludando a miembros ilustres en un baño público o disfrutando de una exploración rectal en medio de la clase de anatomía. También puede que acabemos introduciendo objetos peligrosos en nuestro ano y que tengamos que ir al hospital para ser atendidos por dos gemelos buenorros. Podría seguir, pero os destrozaría la diversión del juego. Si alguien está pagando por ver porno, POR FAVOR, dejad de hacerlo y probad este juego.

Prepárate a darlo todo en cada una de tus citas.

Me encantan los dating sim, lo confieso. Al principio pensaba que podría ser porque soy una persona insatisfecha con su vida sexual, algo que se piensa mucho sobre las personas aficionadas a este tipo de juego. Sin embargo, me he dado cuenta de que los juego independientemente de mi estado emocional o actividad sexual. Entonces… ¿por qué me gustan tanto?

Alex será tu profesor o... bueno, tendrás que jugarlo.

Pues porque este tipo de juego es la experiencia de rol más auténtica que tengo la capacidad de tener y a diferencia de otras modalidades de rol, no tengo que tirar los dados para tener un final feliz. Vale, igual suena exagerado, pero esto es OMG y se trata un poco de eso. Cuando pruebo este tipo de juegos, me puedo convertir en su protagonista y tomar las decisiones que yo o que el personaje que tengo construído en mi cabeza tomaría. En el caso del COOT, sólo me preocupa que Matt llegue a casarse con el oso poeta o que se vaya de gira con el chico punk; ni dragones, ni espadas (bueno esto sí) ni gestas imposibles, COOT es la lucha por lo cotidiano. El personaje de Matt se adapta a todo… si sabéis a lo que me refiero.

COOT llena un doble vacío (Pun intended) ya que actúa como material lúdico y pornográfico que tiene la capacidad de estimular a sus usuarixs de muchas maneras. La autora hace un buen trabajo con los preliminares, cuando llegas a la escena de sexo tienes la sensación de habértela ganado, como cuando tenías un modem 56k y conseguías cargar esa fotografía de un torso desnudo sin que tus padres se enterasen. COOT es conquista, es el For Honor de los dating sim. Dicha esta barbaridad, os animo a jugarlo. Paz.

Por opciones será.
Imagen de perfil de Alex Red-Miau

Alex Red-Miau

Druida de la zarpa gatuna de día, kendoka de rango Neko Shogun de noche, a las 12 me pego un tiro y salvo Japón de las sombras mientras tú pestañeas.
Imagen de perfil de Alex Red-Miau

Artículos Relacionados

Foros OMG: Coming out on top, el dating sim marica por excelencia.

Debes estar registrado para responder a este debate.