Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

No soy fan de los juegos en los que todos los personajes son femeninos, no porque no crea en el grrrl power, sino porque me hacen sentir incómodo y porque, como jugador homosexual, no me suscitan ningún interés. Para aquellos jugadores de verdad, conoceréis la desarrolladora Compile Heart, un grupo japonés cuya temática de videojuegos parece ser única: un montón de personajes femeninos (con un preocupante aspecto infantil) sexualizados que acaban en situaciones sexualizadas aunque no tengan nada que ver. Efectivamente, como en cualquier anime de los últimos años.

Sin embargo, tuve la oportunidad de comprar el reciente Hyperdimension Neptunia ReBirth 3: Generation V que estuvo de oferta en una tienda de videojuegos española y, dada mi necesidad de algún juego de rol y de no gastarme mucho dinero, pues allí que luche contra mis “creencias morales” y lo compré.

Y me sorprendió (para bien o para mal).

Esta saga es un homenaje con contínuas referencias al mundo de los videojuegos, sin ir más lejos, las compañeras de Neptune, la protagonista, son Vert (una chica vestida en tonos verdes que viene de la ciudad Leanbox), Blanc (tonos blancos residente en Lowee) y Noir (tonos negros y residente en Lastation), referencias a las 3 grandes compañías de videojuegos. Cameos, más personajes que homenajean a otros títulos y compañías y un contínuo y horrible toque “kawaii” inundan cada uno de los segundos que pasamos en el mundo de Neptunia.

No es que deteste este tipo de juegos, pero que me pongan un puñado de niñas que en cuanto sea posible se cambian por un traje con menos ropa me hace sentir muy incómodo. No voy a negar que no me importaría que fuese un hombre quien hiciera eso (¿esto se puede decir en internet sin repercusiones?) pero tampoco me gustaría que fuese tan “in your face”. Neptunia y sus compañeras no dudan un momento en mostrar ilustraciones en las que están en cierta postura que nos deja ver su ropa más íntima y cuando se transforman usando el modo HDD (Hard Drive Divinity), cambian su aspecto físico, su personalidad (convirtiéndose mágicamente en Yanderes) y su vestimenta pasa a mostrar partes de su cuerpo que ni necesito ni quiero ver.

Y aun así, seguía jugando. Quitando toda esta sexualización, me he divertido con Hyperdimension Neptunia y  hasta me da un poquito de vergüenza reconocerlo ya que me gustaría que no hubiese sido así. No quiero formar parte de ese grupo de jugadores que se excita jugando a este tipo de juegos pero su mezcla de referencias y guiños a la industria del videojuego y su estilo de rol “casi”-táctico que me recordaba al de uno de mis juegos favoritos me han hecho sacar en más de una ocasión una sonrisa. Y quién sabe, quizá vuelvo en un futuro a jugar a uno de estos juegos tan especiales, pero está claro que no me gastaré más del dinero necesario. Que estos últimos meses del año (y los primeros del siguiente) van cargados de MARAVILLAS.

Imagen de perfil de Xavi Martínez

Xavi Martínez

29. Filólogo inglés, traductor, kendoka y posible homersexual. Mi género favorito son los juegos de rol (malos, buenos, occidentales, orientales…) y puedo llegar hasta completarlo varias veces. Me encantaría vivir en el mundo de Dark Souls o de Dragon Age, al lado de Toro de Hierro.
Imagen de perfil de Xavi Martínez

Artículos Relacionados

Foros OMG: Hyperdimension Neptunia Re;Birth 3

Debes estar registrado para responder a este debate.