Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La vida de Mark Matthews transcurre normal y sin ningún contratiempo, pero este es su último año en la universidad y quiere que sea diferente. Así, lo primero que hará será salir del armario con sus amigos y compañeros de piso antes de empezar el curso. A partir de ese momento, tomamos el control de la vida amorosa de Mark, conociendo a los diferentes chicos con los que se encontrará durante este año.

Coming Out on Top es un simulador de citas (simdate) gay occidental, siendo este uno de los primeros en su género, ya que la mayoría de este tipo de juegos tienen su origen en Japón y el corte asiático del plantel de personajes contrasta con los creados por Obscurasoft, teniendo perfiles que nos recordarán a las típicas películas de universidades americanas, alejándose de los estereotipos de corte nipón.

De esta forma, nos encontramos con Ian, nuestro compañero de piso que solo piensa en salir de fiesta e ir al gimnasio; Alex, el nuevo profesor que ha llegado este curso y que conoceremos antes de que empiecen las clases; Brad es el típico deportista del club de futbol americano que nos pedirá ayuda con las clases; Jed, el asiático-americano que vive en el piso de arriba y que toca en una banda de rock; el marine afroamericano Phil que tiene unos días de permiso fuera del ejército; y la última incorporación Amos, el perfil bear que faltaba en el juego.

Cada personaje tiene una ruta específica, pero es nuestro deber como jugador, probar lo que creamos conveniente y conocer a los chicos de la forma que nosotros queramos. Al fin y al cabo, Mark somos nosotros y está en nuestras manos decidir si queremos ligar con algún chico o de lo contrario quedarnos solos y centrarnos más en nuestros amigos.

Otra particularidad que tiene el juego es la posibilidad de poder escoger el vello corporal y la barba de los personajes, algo que no solemos ver en los simdates japoneses, no afectando a nada en el juego salvo a nuestro gusto personal. Esta decisión puede ser modificable en cualquier momento del juego y lo podremos ver reflejado tanto en las escenas CGs como en los avatares de los diálogos.

El juego tiene contenido sexual explícito cuando conseguimos ligar con alguno de los pretendientes a enamorar, a través de imágenes estáticas creadas por Doubleleaf, pero tal como afirma la creadora del juego: “Si estás buscando un juego pornográfico, vas a estar muy decepcionado”. El juego no es más que una novela visual en la que nuestras decisiones afectan al desarrollo del juego, salvo por la particularidad de que las escenas sexuales son totalmente explícitas acompañado de un texto que describen y ambientan a la perfección estos momentos más subiditos de tono.

Por este motivo, el juego no se puede encontrar en Steam, ya que el contenido +18 está censurado en esta plataforma, de la misma forma que el pago del juego no se puede hacer por Paypal por temas de políticas de empresa. Como siempre pasa con este tipo de cosas, parece que impacta menos o es más aceptable ver violencia injustificada que una escena de sexo totalmente justificada, dando la excusa de que Coming Out on Top es “demasiado gráfico”.

El juego está totalmente en inglés, pero nada demasiado complejo. Se puede conseguir a través de la página web del mismo y también disponemos de una demo para que lo probemos y terminemos de decidirnos a la hora de comprarlo y jugarlo.

Un juego sin más pretensiones que la de relatar la vida amorosa de nuestro protagonista y ver como se desenvuelve tras su salida del armario. Un juego ameno, con unos diálogos muy bien escritos con su toque de humor y que nos hará tomarle cariño a todos y cada uno de los personajes que conozcamos durante nuestro último año de universidad.

Imagen de perfil de Alfonso Maté

Alfonso Maté

Filólogo inglés licenciado en la Universidad de Málaga, aunque según Facebook, mi profesión es "Entrenador Pokémon". Los videojuegos configuran mi personalidad y forman una parte esencial de ella. Mis áreas de interés se centran en la búsqueda personal y la construcción de la propia identidad.
Imagen de perfil de Alfonso Maté

Artículos Relacionados